diciembre 24, 2017

Esto no es otro drama romántico de ciencia ficción (Reseña: Contra las estrellas)



Contra las estrellas | Claudia Gray
Saga Constellation #1
416 páginas - Montena
★★★

Estamos muchos años adelante en el futuro. Los humanos en la Tierra han colonizado diferentes planetas más. El problema es que nadie parece aprender de sus errores y ya no caben en ningún lado (sin mencionar todo el caos ambiental). El único planeta habitable que queda, es Génesis. La gente ahí, luego de ver cómo las personas de la Tierra van agotando un planeta y otro, no están dispuestos a perder control sobre el suyo.

Noemi Vidal es una soldado de Génesis. Ella, junto con su grupo, pelean día a día por conseguirle más tiempo a Génesis. Justo están planeando una maniobra nueva, donde todos deberán sacrificarse para que su planeta desarrolle la tecnología suficiente para resistir los ataques de la Tierra. Tiene muy claro su papel: tiene que sacrificarse por el bien de los demás. Ah, pero siempre hay algo que va a cambiar el destino de nuestra protagonista. En el ensayo de la maniobra, todo su grupo se ve envuelto en un ataque sorpresa.

Abel es el modelo 1A de la línea de mecas de Mansfield Cybernetics. Es el meca/androide más avanzado en toda la galaxia. Pero ser la máquina más avanzada no te sirve de nada si llevas treinta años atrapado en la habitación de una nave espacial varada a la mitad de la nada.

Imaginen en qué ataque sorpresa Noemi encuentra a Abel atrapado y se conocen. Yes, ese mero. Y adivinen qué viene después... "Ahora juntos deberán atravesar la galaxia para encontrar un acuerdo entre ambos planetas que mantenga la paz".


No es broma. Creo que en este punto está de más decir el cliché de historia que es. PERO NO SE DEJEN ENGAÑAR, AMIGUITOS. Suena a otro drama de romance con ciencia ficción, pero es mucho más que eso.

Para aquellos que no conozcan a Claudia Gray, quizás hoy en día la ubican más por los libros que ha escrito para el nuevo canon de Star Wars. Yo aún no tengo oportunidad de leer alguno, pero estoy que muero por hacerlo. Star Wars o por la saga de Medianoche allá en tiempos de Crepúsculo. Yo agradezco tener la oportunidad de conocer a Claudia Gray en la FIL Guadalajara de este año y pues, es demasiado linda ella.

Sobre Star Wars, se nota que a la autora no le es extraño el género de ciencia ficción. Pero vayamos al libro, que es lo que nos compete acá.

Una de mis partes favoritas del libro es justamente que hace a un lado la primera impresión que te deja la portada. En realidad no es un libro de romance en el espacio. Apenas y tiene romance hasta las últimas páginas. Claro que ya sabemos que casi toda publicación de chica + chico en algún punto habrá algo de romance. Claudia Gray le da la oportunidad a Noemi y Abel de abrirse, de cambiar con la historia, de desenvolverse.

Lo que une a estos personajes al inicio son sus fuertes convicciones y forma de ver el mundo (bueno, en el caso de Abel, su programación al inicio). Noemi por un lado, siempre ha creído que es reemplazable y no importante; por la convivencia con su familia adoptiva, por el trato con sus mayores, por lo que le enseñan como soldado. Abel fue el "hijo especial" de su creador, pero a pesar de eso entiende que el mero hecho de que exista significa que puede ser reemplazado por otro modelo de meca más inteligente y capaz. Entiende que la existencia de un meca es el de ser utilizado. El ser tan similares en este sentido es lo que los ayudará a verse a sí mismos en el otro y a descubrir que pueden hacer "algo" contra su aparente destino.

Otro aspecto interesante del libro es la discusión que abre sobre la violencia, la moral, la religión y aquello que nos hace ser humanos. Al estar a la mitad de una guerra, ponemos ver personajes de ambos bandos explicar su punto de vista sobre la violencia. Lo que más me ha gustado de este punto es que también vemos personajes del mismo bando que actúan por completo diferentes (radicales y no radicales) de acuerdo a la manera en que creen que ayudarán a su causa. El tema de la religión en los libros es a veces peliagudo para algunos lectores. Para mi lo es, por ejemplo. Me revienta que traten de darme lecciones y sermones cuando voy a la mitad de una novela. Esta parte espiritual está intrínseca en el mundo de Génesis y en el libro. Acá Noemi tiene dudas sobre su religión. De repente parecerá muy simplista la forma en que lidia con ello, pero yo lo veo un poco más profundo. Ella siempre trata de encontrar sus respuestas no las de nadie más a su modo.

El último punto, sobre las cosas que nos hacen humanos, creo que es en realidad el centro de la historia. Más que el posible romance, más que la guerra entre planetas, más que todo. Y se centra en Abel. Vamos. Es un robot, eso está claro. Pero al mismo tiempo es un personaje tan bien escrito que fue con quien más empaticé. El camino que toma Abel en el desarrollo de sus pensamientos y emociones es el mismo que acompaña al lector. Y fue un camino lento, pero se siente increíblemente realista. Se centra sobre todo en la relación de Abel con su creador, Mansfield, a quien en realidad vemos poco directamente en la historia. Al principio lo mencioné solo como guiño, pero Abel se siente completamente dentro de una relación padre/hijo con él. Y para ser un robot, sabe cómo aludirla al lector para darnos todos los feels al sentir él mismo tantas *emociones*. Especialmente en un plot twist que al menos yo no vi venir.


Tengo solo un pequeño problema con este libro. De repente nos encontramos con situaciones muy... convenientes. Como que dos personas en extremos opuestos de la galaxia tengan la misma idea y plan para conquistar al mundo. No tan literal, pero algo así. Le doy carta blanca solo porque en realidad es una característica que he visto comúnmente en el género, y no me molesta demasiado. Pero aún así me hizo rodar los ojos.

Ya para dejarlos libres, que me he extendido. Una de sus mejores lecciones es que a veces no es requisito tener un cuerpo humano para sentirte humano (yo no lo sé, pues, yo no soy la robot), así como tampoco es requisito para tener compasión y sentido de hermandad. Reglas y excepciones. Lo que define a un ser humano es su alma, sus emociones, sus preocupaciones, sus anhelos. Este libro lo recomiendo ampliamente a quienes disfrutan del sci-fi juvenil sin tanto romance y con personajes muy bien escritos y desarrollados. ¿Qué dicen, se animan?

Goodreads | Book Depository

¡Gracias a Penguin Random House por el ejemplar para reseñar!


2 comentarios:

  1. Hola!!
    No descarto leerlo, gracias por la reseña.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Aló!
      Ojalá te animes. La verdad es que me ha sorprendido bastante con todo y las pocas expectativas que tenía. :O
      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Hola, querido unicornio lector.
Este es un espacio para la libre expresión, nunca temas expresar lo que piensas. Una regla: aquí se prohibe el spam. :)
¡Felices lecturas y gracias por dejarme tu opinión!

 
Libros entre mundos. Design by Marloz