julio 08, 2013

¿Quién dijo que el amor por las matemáticas no lleva a nada bueno? (Reseña: El teorema Katherine)


El teorema Katherine- John Green
Páginas: 215 | Editorial Dutton 

★★★★
Cuando se trata de relaciones, el tipo ideal de Colin Singleton son chicas llamadas Katherine. Y cuando se trata de chicas con el nombre de Katherine, Colin siempre termina botado. Diecinueve veces, para ser exactos. En un viaje de carretera a kilómetros de casa, éste chico amante de los anagramas y exhausto prodigio tiene diez mil dólares en su bolsillo, un sanguinario jabalí salvaje tras sus pasos, un mejor amigo pasado de peso y amante de Judge Judy consigo—pero ninguna Katherine. Colin está en una misión para probar el Teorema Detrás de la Predicción de Katherines, el cual espera que prediga el futuro de cualquier relación, vengue a todos los que han sido botados y finalmente le ayude a ganar a la chica.
El primer libro que leí de John Green fue Bajo La Misma Estrella y a ese le siguió Buscando a Alaska. Después de esos dos, tenía una fuerte y muy alta expectación para leer éste libro. Ni modo, John me acostumbró a lo bueno. Busqué un par de reseñas en Goodreads, pero no quedé contenta con el panorama que esos sujetos anónimos me planteaban. La amiga que me prestó el libro prometió que me encantaría.

Comenzando por los personajes, éste ha sido uno de los pocos libros donde de verdad me llevaron a la desesperación. Sí, son seres humanos y por lo tanto no son perfectos, pero tienen un sentido "del bien y la felicidad en la vida" tan... egoísta. Aunque descubren que no pueden ir por la vida pensando únicamente en ellos y que para dejar su huella en el mundo deben de conectar con el resto de las personas justo en las últimas dos páginas.

No encontré muchos momentos de conexión con personajes como Colin y Hassan. Al personaje de Colin en particular, lo sentí como una versión dos años mayor que Charlie de Las Ventajas de Ser Invisible; excepto que Charlie no era un niño prodigio. Se quejan igual, lloran igual (a veces no tan literalmente), se centran tanto en sí mismos que no esperas la hora para cambiar la página y terminar con sus monólogos de egocentrismo. Sí, Colin, ya sabemos que eres un prodigio y quieres llegar a ser un genio. Lo entendimos, gracias. Justifico con eso todo el discurso que le aventó Hassan cuando se molestó porque comenzó a salir con Katrina. Dingleberries, Colin. De Lindsay no tengo mucho que decir ya que no siento haber llegado a conocerla del todo. Con ella me quedé con ganas de saber más, de conocer su sentir con el paso de los años ante los cambios a su alrededor y en ella misma que la llevaron a ser una chica punk/gótica/etcétera/etcétera. Hassan, por otro lado... sí, bueno, lo rescatable de Hassan eran los toques de humor que le daban a la prosa. No imagino qué habría hecho sin esas bromas. Supongo que le suma diez puntos el hecho de que Hassan sea un chico musulmán intentando hablar como nigga. Yo', nice try!

Lo que me lleva a uno de los puntos buenos del libro: la hilaridad. Fabuloso si eres un nerd de clóset porque te fascinarán las bromas. Malo si eres un nerd de clóset y decides ir leyendo el libro en el camión de trayecto a la escuela/trabajo/a donde quiera que vayas. Hubo momentos en los que no pude contener la risa y terminé soltando una carcajada, mientras el chico a mi lado y la señora frente a mí en el camión de camino a casa me miraban como si se me hubiera botado un tornillo. No los culpo, la verdad. 

Entre lo que me gustó de los personajes es la perspectiva que tiene Hassan sobre su amistad con Colin. Muchacho, me pongo de pie y te aplaudo. Cuando lo enfrenta y se lo dice sin pelos en la lengua, uf. Ahora pocos son los amigos que se enfrentan de esa manera y sin tapujos. Hassan me mostró lo importante de la sinceridad en una amistad. Sin importar que alguien salga lastimado, lo principal es ser honesto en una relación (sea de amistad o romance) porque después, de tanto guardar las cosas, la relación se va consumiendo poco a poco.

La historia no es cosa del otro mundo. Dos amigos que terminaron la preparatoria van en busca de aventura en un viaje por la carretera para terminar metidos en un pueblito a la mitad de la nada. Lo que lo hace grandiosa son las lecciones y reflexiones que John entreteje en el libro. Aunque no soporte a los personajes, siempre me deja reflexionando sobre algún aspecto de mi vida.
"Do you ever wonder whether people would like you more or less if they could see inside you? (...) If people could see me the way I see myself—if they could live in my memories—would anyone, anyone, love me?"
Acá Colin se da cuenta de que es imposible predecir el futuro. Vaya, hombre, qué gran descubrimiento. El futuro y las relaciones. El futuro, las relaciones y las historias que vivimos. Aunque su fórmula estuvo cerca. Suerte para la otra, compadre. 

Como dicen por ahí, los libros siempre te llegan en el momento adecuado. Justo venía pensando en reflexiones similares a las de Colin y con las que tanto jode a Hassan desde hace un par de semanas. ¿De verdad estoy haciendo con mi vida lo que quiero hacer con ella? No vengo a aburrirlos con eso acá porque no es el espacio ahora, así que no pregunten.

Frases bien hechas, bien logradas que, aunque de repente se puedan llegar a perder en la historia por lo tedioso de los personajes, sin duda no te dejarán terminar el libro sin una reflexión sobre lo que estás haciendo con tu vida.

Comedia, fórmulas matemáticas, anagramas, un diecinueve, ¿veinte? romances, lecciones de vida, una nueva perspectiva ante el mundo. Todo eso y mucho más es lo que John nos regala con este libro. Eso y personajes que, para mí, pasaron sin pena ni gloria.

La lección más importante, quizás: ¿Será que para dejar una marca en el mundo debemos dejar de preocuparnos por nosotros mismos, comenzar a ver las cosas desde una perspectiva donde nos demos cuenta que todos somos importantes y valiosos genios, prodigios o no, como Hollis? ¿Será que nuestras propias historias están ayudando a contar una historia aún más grande y que por el simple hecho de vivir nuestras vidas estamos dejando una marca en el mundo? Se los dejo de tarea. 

A pesar de mis quejas por los personajes, es un libro que merece mucho la pena. No recomiendo que lo lean en lugares públicos. ¿Alguien más ya lo leyó?

8 comentarios:

  1. ya lo lei y me gusto mucho, si bien no me parecio perfecto me entretuvo y la pase bien leyendolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que bueno que te gustó! Ha sido una de mis lecturas preferidas en el año. O será que tengo un lado nerd que adora las bromas geeks.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Está increíble. Creo que es el primer final feliz que leo de Green, y con el primero de sus libros que no sufro ni me angustio tanto, ya que no hay personajes muertos jeje.
    Te recomiendo que leas Looking for Alaska, si no has leído más de sus obras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde mi punto de vista, todos los libros de John Green tienen finales felices. Emotivos, pero felices. :) Ya me leí todos los de John Green, y Buscando a Alaska, es de mis preferidos, gracias. :)
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. Tengo muchas ganas de leerlo :)
    Pásate por mi blog http://mimundoenunaestanteria.blogspot.com.es/
    un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Tengo ganas de leer este libro, en realidad estoy en plan de leer todos los de John Green. Como vos, primero empecé por TFiOS, tenía pensado seguirlo con Buscando a Alaska que me lo recomendaron mucho y después seguro sigo con este.
    Yo también leo en el colectivo (me gusta leer en viajes largos), aunque todavía nunca me pasó de reírme a carcajadas o llorar xD

    Besoo!!

    ResponderEliminar
  5. Lo leí este mes y la verdad es que me gustó mucho, no fue wow el mejor que leí pero si esta bastante bien.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Tengo un conflicto con John Green y es que el primer libro que me leí de él fue Buscando a Alaska, solo que a mí no me gustó del todo y se me hizo tedioso desde el principio.
    De hecho estaba recelosa a leer Bajo la misma estrella, quedé harta de Green aunque una amiga me insistió hasta el cansancio para que lo leyera y le doy gracias porque lo amé.
    Por el momento no creo comprar el libro, esperaré un poco para ver si me curo del miedo a Green.
    Saludos y muy buena reseña ;)

    ResponderEliminar

Hola, querido unicornio lector.
Este es un espacio para la libre expresión, nunca temas expresar lo que piensas. Una regla: aquí se prohibe el spam. :)
¡Felices lecturas y gracias por dejarme tu opinión!

 
Libros entre mundos. Design by Marloz